Archivos Mensuales: septiembre 2015

1 month since “the big day”


Pray for me 🙏😉

Anuncios

Acontecimientos que marcan la diferencia

En un corto periodo de tiempo han ocurrido muchos hechos de diversa índole; hechos que me han cambiado la forma de ver la vida.

Emociones

Hace un tiempo que empecé a recorrer un camino interior difícil; lleno de recovecos, oscuridades y cuestas. Pero también ha sido un proceso muy bonito; tras esas pendientes se encontraban las cimas, la conexión, el conocimiento, el entendimiento. Son muchas las cosas que he experimentado y descubierto.
Este camino ha ido abriéndose paso siguiendo su propio tiempo. Unas veces avanzaba despacio, poco a poco explorando y tanteando el sendero. Otras veces parece que caía por un precipicio o cogía un ascensor, avanzando varios niveles a la vez y atravesando grandes cambios.

En los últimos días aconteció un hecho que llevaba esperando mucho tiempo. Era para mi una fecha decisiva. A otra gente puede parecer que los 18 o mayoría de edad no es algo tan relevante. Paro para mi lo es y así lo viví. Símbolo de libertad, responsabilidades o simplemente el hecho de pertenecer a la sociedad como otro de los “adultos”. Era para mi una fecha muy significativa y momento para empezar a vivir de otra manera. Momento de centrarse, crecer, ser… Momento de convertirse en un buen referente para los más pequeños. No sé bien como expresar ese anhelo oculto y todo lo que subyace. Apenas si estoy dejando entrever la punta del iceberg. En todo caso; otra etapa quemada, otra experiencia vivida, ahora ya se lo que es sentirse “mayor”, estoy preparada para seguir avanzando.

Otro acontecimiento impactante fue el fallecimiento de dos de mis compañeros de colegio, que en paz descansen. Es triste pensar que personas jóvenes que tenían toda la vida por delante la perdieron en un momento. Si algo he aprendido es que, aunque a veces lo creamos, no somos superhéroes. Tampoco invencibles. Nuestro tiempo aquí es efímero; es por ello que cada segundo cuenta, que debemos disfrutar del don de la vida, que no es fortuito. Que la vida esté para vivirla, no con euforia y desenfreno, siempre intensamiente, de fiesta experimentándolo todo, quemando etapas. Al revés, tenemos que disfrutar de los detalles, del aquí, del ahora, de lo que nos rodea… Disfrutando de la gente; hoy la tienes delante y no la ves por estar pegada al móvil escribiéndole a alguien que esta ausente, y al día siguiente esa persona no esta, se ha ido y ya no puedes hablar con ella. No. No es la mejor opción. Conecta con lo que te rodea, no vivas en los sueños.

Y déjalos ir… Ya no están. No podemos vivir del pasado. Aprendamos del pasado, proyectemos al futuro pero vivamos y centrémonos en el presente.

Han sido muchas las cosas vividas estos últimos días, diversas e intensas las emociones. Eso es agotador. Pero te muestra que la vida pasa, avanza, no es estática. Han habido muchas fuentes de alegría, también de tristeza ansiedad o impaciencia. También he vivido el acompañamiento, la empatía, la solidaridad y fraternidad, la esperanza…

Avancemos, enamorémonos de ésta vida que es una. Y demos gracias porque nuestra vida tiene un propósito y porque sabemos que pase lo que pase, atravesemos el momento que sea, el Señor nos acompaña y nos da fuerza.