Archivos Mensuales: mayo 2015

Un nuevo paso

Hasta ahora siempre había encontrado la gran metáfora que explicara la situación de mi vida que estaba viviendo. Sin embargo, ahora mismo mi vida es un cúmulo grande y dispar de situaciones distintas. En regla general podría hablar de una locomotora que va quemando etapas, dejando lo conocido atrás para adentrarse en lo salvaje o lo nuevo. Por otra parte podríamos hablar de la gran patinadora artística que lleva todo el año preparándose para un día, una actuación, un salto estrella. Un momento único en que quedará en evidencia todo lo trabajado anteriormente. 

Ésta es una de las razones por las que he estado bastante ausente y no he podido escribir; estos exámenes finales. Aunque quizás deba achacarlo también a que solo escribo cuando surge la inspiración, que se mueve por voluntad propia. Me suelo decir que empezaré desde ya a escribir con regularidad… Pero siempre acabo dejándolo para los momentos más intensos. En todo caso, es un proyecto que sigue en pie. 

Me vienen a la mente dos imágenes. La primera es una bifurcación, y la huella ya en uno de los senderos. El paso ya tomado, todo en marcha, es la hora de caminar por el camino que escogí y encaminarme a la meta, al objetivo último… Aunque éste no sea un castillo al final del camino. Quien sabe cual es la verdadera meta, quien sabe que me deparará el futuro. Tan solo se que el camino es uno que conduce hacia dentro, hacia mi interior, y a la vez hacia afuera , hacia los demás. Me han avisado que no es un camino  llano, pero considero que lo llano es más aburrido y carece del reto ante las subidas, las dificultades, y esa satisfacción al llegar a la cima o superar un objetivo. Las debilidades y los errores son la antesala a la superación y el éxito, y no temo embarcarme en un camino con desniveles. Podría parecer altanería o ingenuidad, pero en realidad es Fe. Fe en que la Roca me sostiene, Fe en que no estoy sola y no me faltará la ayuda. Volvamos a situarnos, estamos con una bifurcación a la espalda, y con un sendero ante los ojos, un sendero marcado por muchas huellas de todos los que me precedieron. Cada uno con su propia historia y situación; un mismo camino pero huellas diferentes y vidas distintas.

He aquí que la segunda imagen no está situada en el exterior; es en realidad una sala de cine. Pareciera que estuviera inmersa en una gran película, que fuera irreal de lo perfecta que es. Extraña sentir tanta perfección cuando vivimos en un mundo tan roto. Pareciera que tanta felicidad solo pudiera pertenecer a un cuento de hadas, a una película Disney. Y sin embargo así es, me siento como si estuviera flotando en nubes de algodón. Y a la vez lo siento tan real, tan cierto… Es como si toda la vida hubiera estado componiendo un inmenso puzzle de muchas piezas y con cada vivencia y experiencia se uniera una pieza más del puzzle. Y por fin ha encajado la última pieza, aunque dudo que en realidad sea la última, pero ya veo la imagen. Ya todo cobra sentido, ya he encontrado mi sitio, el sentido de mi vida, he encontrado mi vocación. En ella seguiré creciendo y se irán uniendo más piezas, que le darán los detalles y acabaran de enfocar la imagen. 

Y yo estoy feliz… En realidad felicidad apenas engloba el sentimiento…sigo sin encontrar palabra que esté a la altura. Un paso dado, otra etapa que empieza, y ya tengo mis botas de montaña y mi cantimplora, estoy lista para enfrentar este nuevo reto, poner todo lo que tengo sobre la masa dando lo mejor de mi misma. 

soila-muela_108

Anuncios